• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

No es narcotraficante Jaime Rosenthal, empresario y ciudadano (I)

Oct 14, 2015

Rodolfo Pastor Fasquelle:

Un amigo me mando por internet la propaganda de sus perseguidores. Lo acusan de narcotraficante me dijo y de lavado.El gobierno estadounidense (del que tantas cosas se pueden decir) ha comunicado una acusacion criminal contra Jaime Rosenthal junto a su hijo  y su sobrino y varias de las empresas de su grupo calificándolos de narcotraficantes. Pronto vi como repetía esa acusación gente envidiosa y farisea, que goza haciendo leña del árbol caído,que se regodean en el perjuicio del otro. Y otra que piensa derivar beneficio del evento. Conozco a los indiciados y especialmente a Jaime desde hace años.  Bien.

Desde el primer momento dije Jaime RosenthalNo es un narcotraficante. Y si el gobierno del Tio Sam dice que lo es, en otro lado podrán creerle, pero aquí quienes lo conocemos sabemos que se equivoca el gobierno de EUA, del que tantas cosas pueden decirse y se vuelve a equivocar. No es que Jaime sea santo ni un inocente.

No es tampoco (a veces pienso que le gustaría) monedita de oro para caerle bien a todo el mundo. Hay muchas personas resentidas y envidiosas siempre dispuestas a hablar mal de cualquiera que destaca.  (A veces todavía me sorprende su malevolencia.) Pero entre sus muchos socios y empleados, amigos en la política y en la vieja sociedad sampedrana, muchos que somos testigos de como Jaime ha incrementado su fortuna trabajando, construyendo sobre el ahorro, empeñándose con absoluta disciplina al desarrollo de sus empresas. No delinquiendo.

Yo conozco los archivos  y registros comerciales e industriales de San Pedro Sula, y no creo que Jaime Rosenthal no sea narco-traficante, escribeen una comunicacion ayer mismo el historiador Dario Euraque, desde EUA.

De loque se trata ahora es que todos recordemos.Rosenthat ha estado ahí desde los sesentas, chambeando, ahorrando, invirtiendo, desarrollando empresas, buscando soluciones empleando a gente humilde y a profesionistas.

En este país hay gente mala también, velones y resentidos, y no solo en el Palacio y en las redes que esconden a los cobardes. Un dia después de la publicación de las acusaciones perfectamente sincronizadas para coincidir con el feriado, hay diz que campesinos con nítidas banderas nacionales recién desdobladas  invadiendo los terrenos de Jaime Rosenthal en Cofradia cultivados impecablemente para producir el alimento que necesitan sus ganados. Sin que ninguna autoridad se oponga de la que antes saltaba a complacer su capricho. Te recuerda el medievo, te recuerdo los pogroms que aprovechaban empelados y vecinos para despojar y vilificar a la victima.

El periódico de Jorgito Canahuati que antes guardaba prudencia ataca hoy salvajemente a los Rosenthal como cuando temia que alcanzara el poder.  Como si ya no tuviera que perder. Porque además Rosenthal ha tenido la valentia de ser ciudadano y aun de ser independiente. Cualquiera puede dedicarse solo a lo suyo. Prosperar a la sombra del silencio publico, de las contribuciones politicas calculadas y de la compra de influencias corruptoras. Pero se ocupa una conciencia clara del bien general, de los problemas nacionales trascendentes para animar y comprometer a un ciudadano en la lucha política tan dura, tan expuesta, tan vulnerable a la calumnia.

No dudo yo de que algunos narcotraficantes hubiesen depositado sus dineros en Banco Continental.  Y de que el Banco les hubiese otrogado el mismo sigilo que muestran los bancos mas prestigiosos del mundo a sus clientes. Los hodnreños sabemos que los bancos grandes y prosperos, tanto los viejos como los que en apenas un par de décadas se han convertido en potencias financieras sin evidente esfuerzo reciben y pagan esos dineros. Y eso supone alguna complicidad en cuanto el banquero conozca el origen de ese dinero, pero no lo convierte en criminal ni en narcotraficante. Y no se entiende porque se señala en particular a este banquero, en vez de toda su competencia, a menos que eso tenga una finalidad política.

Porque además de una relación de familia de larga data, tuve con el una relación política cuando también yo era liberal.  Me ha tocado estudiar su historia personal y familiar. Y pese a diferencias ideológicas y de religión, de temperamento y generacion, de cultura y formación, de fortuna y circulo social,  se ha formado entre nosotros mas allá de la condescendencia o tolerancia  mutua, una amistad rara.

Opiniones

HomeComunicacionesCoberturas EspecialesMADRE TIERRA | Casa común Guardiana de los ríos TEASERS Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer