No se van… se quedan.
No se van… huyen.
No se van… los echan.
No se van… los persiguen.


Miles de personas se van, pero su decisión no es libre. Esta sociedad en movimiento, la hondureña, responde a múltiples causas que convierten al país en una zona gris, sin guerra declarada pero con muchas víctimas. Contamos la historia y el camino de un defensor del territorio que amenazado por grupos criminales protegidos por autoridades del Estado huye buscando refugio. Se escucha cada vez más: hondureños buscan refugio fuera de las fronteras. También nos cruzamos con las historias de quienes son deportados y regresan a la misma realidad que los expulsó, de los que se quedan y se mueven buscando a sus hijos e hijas desaparecidos en el camino, de quienes luchan porque Migrar sea un derecho y también No migrar lo sea. .

Una producción del ERIC, Radio Progreso y la Red Jesuita con Migrantes. .

Otras historias...


En Honduras existen miles de historias de desplazamiento forzado. Las causas aparentes son diversas, pero el factor común es el mismo. Le invitamos a descubrirlo en las siguientes historias:

El viaje de Cristian

El viaje de Cristian

Cristian es un niño de una aldea remota en Honduras. Viajó a Estados Unidos para donar su médula ósea a su hermanita que padece leucemia. Esta familia se partió por la migración forzada muy común en comunidades olvidadas como la de Cristian. La pobreza y la falta de un sistema de salud que atendiera a esta familia hizo que la salvación de la pequeña estuviera fuera de fronteras.

Desplazamiento forzado del pueblo garífuna

Desplazamiento forzado del pueblo Garífuna

Video extra del documental largo Bahía de Tela: el tercer destierro. Intenta explicar la relación entre planes como el de la Alianza para la prosperidad y la expulsión del pueblo garífuna de sus territorios y cómo esto se conecta con la masiva migración hacia Estados Unidos.

Empresa minera desplaza comunidades enteras en Copán

Comunidades completas en desplazamiento

En Honduras el extractivismo se ha venido profundizando, especialmente cuando se puso en marcha 25 años atrás el modelo neoliberal basado en la alianza entre los capitales multinacionales con las élites locales que identificaron en los ríos, los bosques, los minerales, el aire y los territorios una cantera certera para la producción de capitales.

Red Jesuita con Migrantes


Cerca de cien mil personas centroamericanas se ven forzadas a emigrar cada año. En una región como Centroamérica, formada por 7 países en la que viven 47 millones de habitantes se estima que el 11% son emigrantes. Las situaciones que les han llevado a moverse de sus países, de sus hogares, son muy diversas, desde situaciones económicas y la búsqueda de fuentes de ingresos para sus familias, hasta situaciones debidas a conflictos, violencia o desastres naturales. Lo cierto es, que migrar es cada vez menos una elección libre y más una opción impuesta. Y la mayoría de quienes emigran lo hacen a la “ruta del Norte”, hacia México y Estados Unidos, una de las rutas más peligrosas del mundo.

Ante esta realidad, hace 15 años la Compañía de Jesús en Centroamérica quiso dar una respuesta acorde a su prioridad de tener cercanía y compromiso con quienes viven en las fronteras de la exclusión, siendo las personas migrantes, desplazadas y refugiadas y sus familiares uno de los rostros encarnados del Jesús sufriente. Y para ello, impulsó la Red Jesuita con Migrantes de Centroamérica (RJM-CA), la articulación de las obras de la Provincia que promueven el trabajo con las personas migrantes, sus familiares y otros actores de cambio en los países de origen, tránsito, destino y retorno.

Acorde con visión, los objetivos de la Red son promover y defender los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y sus familiares, afrontar las causas estructurales que están detrás de ellas, y promover una cultura de hospitalidad como un elemento necesario en sociedades inclusivas, plurales y democráticas. Para lograr estos objetivos, la Red en Centroamérica está conformada por 12 instituciones de la Compañía de Jesús, incluidas Universidades, parroquias, centros educativos, centros sociales, Fe y Alegría, que caminan de la mano desde diversas dimensiones de trabajo.

Galería