• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Mimetismo político y jurídico - 01 Septiembre 2017

Medios

Nuestra Palabra de Hoy, Comunicaciones, SJ
  Viernes, 01 Septiembre 2017  

Mimetismo político y jurídico

Sin ninguna duda el tema de la corrupción atraviesa el mundo político a nivel mundial: es la clase social más denigrada y desprestigiada. Hemos vivido muy de cerca la situación caótica de El Brasil que implicaba a buena parte de las clases dominantes latinoamericanas y, ahora, la de nuestra querida Guatemala. La CIGIG y la MACIH son cercanas, distintas y distantes. Si cultural y empáticamente somos muy dados al “mimetismo”, es decir, el adoptar como propios los comportamientos y opiniones ajenas, no lo hacemos a nivel político y jurídico. Y la razón de ello es porque se encuentra atravesado por las relaciones de poder y corrupción que controlan nuestra democracia.

Ante el intento del presidente Jimmy Morales de expulsar al titular de la CICIG, se han opuesto tanto Estados Unidos como varios países de la Unión Europea. La pretensión de la CICIG era retirar la inmunidad del mandatario para investigarlo por cometer transacciones irregulares durante la campaña supuestos actos de corrupción durante la campaña electoral del 2015. La razón dada para le expulsión por el presidente Jimmy Morales es haberse inmiscuido en asuntos internos que le competen al Estado de Guatemala y sobrepasar sus funciones.

En realidad, lo que está detrás esto es lo mismo de siempre: “el presidente JMorales pretende garantizar la impunidad, evitar ser perseguido penalmente por financiamiento ilícito, corrupción de fondos de su partido además de favorecer a sus familiares. Lo curioso del caso es que, así como tiene al pueblo y a las embajadas más influyentes como contrarias a su intento de salir indemne de esta situación en la cual fracasó el gobierno anterior, tiene como aliado mayor al expresidente colombiano Álvaro Uribe. Es duro y drástico: el juez Iván Velásquez es parcializado, con vínculos con grupos guerrilleros, de acuerdo con los afectos o desafectos con sus asignaciones políticas.

Si merece la pena resaltar que el presidente Jimmy Morales se sitúa en la línea de los “políticos evangélicos pentecostales” que inundan los congresos, partidos políticos, asambleas, cámaras, estamentos corporativos, todo tipo de burocracias militares y son muy afines y con estrechos vínculos con medios de comunicación que comparten su misma visión político-económica, cultural y utilización de una manera burda y grosera la religión para conseguir todo tipo de privilegios y canonjías. Buena parte de los países donde culturalmente va penetrando el “neopentecostalismo” con gran facilidad integran el más puro neoliberalismo globalizado con la “teología de la prosperidad” cambiando de raíz la exigencia ética de las bienaventuranzas con un modus vivendi afín a unas clases sociales cercanas a los “paraísos fiscales y globalizadas”.

Además, en Centroamérica hemos tenido la experiencia más dolorosa, antihumana y antievangélica de vivir, sufrir y padecer el genocidio del General Ríos Mont: la Biblia, el Evangelio y las FF AA fueron el medio elegido para intentar el exterminio de los pueblos originarios guatemaltecos para apoderarse de sus tierras, recursos naturales, cultura y religión.

El caso chapín añade un nuevo ingrediente: el presidente es contrariado, desobedecido, cuestionado por una nación que empieza a cuestionar el ejercicio del poder, su trasparencia y pone límites a un poder que deja de estar controlado por las “mafias político-electorales y sus alianzas con los grupos privilegiados de la sociedad”.

Aún está en veremos cómo terminará el capítulo de esta telenovela, pero ciertamente nos traerá sorpresas y, creemos, que agradables para las mayorías y toda la ciudadanía. Es nuestro deseo que haya un “contagio de este mimetismo jurídico político” donde la ciudadanía controle a los gobernantes, recupere el “juicio político” y pueda sentar en los tribunales a todas las clases corruptas que nos han gobernado. Y que al igual que Yankel Rosenthal se dé una confesión pública ante la justicia hondureña y ante todas las víctimas de sus atropellos e inmoralidades.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra

 
Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net
Si no se ha suscrito Nuestra Palabra, envíe un correo electrónico a multimedia@radioprogreso.net con el mensaje de suscripción.

Suscríbase a nuestro boletín informativo

Opiniones

HomeComunicacionesNuestra PalabraEl “Toma y Daca” de la política hondureña - 08 Septiembre 2017 Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer