• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

¿Fiesta cívica? - 15 Marzo 2017

Medios

Nuestra Palabra de Hoy, Comunicaciones, SJ
Miércoles, 15 Marzo 2017

Ver en línea

¿Fiesta cívica?

Así calificaron los voceros oficiales y también los analistas palaciegos las elecciones primarias del domingo último pasado. Sin embargo esta llamada fiesta cívica dejó al desnudo el problema que representa el actual proceso electoral.

Aunque el hecho llamado reelección y continuismo es el factor de corrupción más decisivo en el actual proceso electoral, toda la política está corroída de podredumbre y corrupción, aunque dentro de ella existan no pocas personas comprometidas con la ética y con la transparencia.

Corrupto es el actual equipo de gobierno que reparte a diestra y siniestra dineros y recursos públicos entre muchísima gente para alcanzar la reelección de Juan Orlando Hernández. Pero igualmente corrupta o cachureca es la corriente o partido que llamados alternativos o de oposición siguen la misma práctica de ganar votos regalando cosas y cometen el delito de llenar de votos las urnas con tal de que salgan electos los candidatos que se les antoja.

¿Es esta una fiesta cívica? El manoseo de las urnas no fueron casos aislados, ni de un solo partido. Es ruindad de todo el sistema político partidario, conformado por dirigencias y activistas formados para la zancadilla y para comprar votos porque cada puesto en el engranaje público es una inversión puesto que la política es el medio más eficaz para trepar al Estado entendido como el mejor de los negocios.

Con los datos que abundan sobre delitos electorales extendidos a lo largo de todo el territorio nacional, ¿Seguirán los analistas palaciegos llamando a las elecciones primaras una “fiesta cívica”? Y lo que ha ocurrido en esta contienda no es tampoco un caso aislado. Es el anticipo de lo que serán las elecciones generales del último domingo de noviembre.

Las elecciones primarias confirman penosamente que el proceso electoral así como se ha estructurado, es un inmenso acto de corrupción sentado sobre una firme base de ilegalidad. Sin embargo, estamos todavía a tiempo para salvar el actual proceso viciado.

La oposición política electoral y la ciudadanía activa tienen la responsabilidad de exigir nuevas reglas del juego como condiciones para salvar el proceso electoral de la corrupción e ilegalidad actuales: uno, que se revisen y corrijan las irregularidades y delitos cometidos en las elecciones primarias; dos, que se hagan reformas urgentes para garantizar independencia de los órganos vinculados con las elecciones; y tres, que se exija la renuncia de la candidatura del actual presidente de la República.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra

 
Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net
Si no se ha suscrito Nuestra Palabra, envíe un correo electrónico a multimedia@radioprogreso.net con el mensaje de suscripción.

Suscríbase a nuestro boletín informativo

Opiniones

HomeComunicacionesNuestra PalabraProceso electoral y partidos políticos, ¿cuál es su rol actual? - 05 Octubre 2016 Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer