• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

La esperanza radica en el pueblo - 13 Febrero 2017

Medios

Nuestra Palabra de Hoy, Comunicaciones, SJ
Lunes, 13 Febrero 2017

Ver en línea

La esperanza radica en el pueblo

No hay duda que el pueblo hondureño es un pueblo pacífico, es un pueblo que se aferra a la esperanza de que las cosas en el país van a cambiar. Es un pueblo que ve un futuro distinto. Cualquiera se puede atrever a calificar estas palabras como mero romanticismo barato pero tienen un sustento en la vida real.

En el séptimo sondeo de opinión que realiza el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación, Eric de la compañía de Jesús, en el que se recogen todos los sentires y pensares de la ciudadanía, también se expresa con claridad que es un pueblo de esperanza. Después de recoger toda la problemática del país, desde una calificación de aplazado al Presidente de la República, así como identificar sus pocos logros, sus fracasos y toda la valoración proporcionada sobre los grandes temas de país como seguridad, justicia y economía, reelección presidencial, sobre la industria extractiva, la población tiene esperanzas que este panorama triste y desolador puede ser revertido.

A la pregunta: cuando piensa en el futuro del país, ¿Qué es lo primero que siente, esperanza o miedo? Con esperanza respondió el 52.0%, y un 44.7% dijo que con miedo. Otro 3.0% ni uno ni lo otro. Es cierto que cerca de la mitad de la población respira miedo, miedo por toda la incertidumbre, y es normal porque se ha perdido la confianza en la institucionalidad del Estado.

Pero la esperanza que la población siente, la acompaña con propuesta para buscar una salida a esta crisis permanente que vive el país. La población se ha manifestado en las calles exigiendo un alto a la corrupción y a la impunidad. Si la esperanza es el estado de ánimo en el cual se cree que aquello que uno desea o pretende es posible, pues la población sabe que las cosas en Honduras están mal pero también tienen muy claro que es posible cambiarlas. Es posible construir una nueva forma de administrar el Estado y poner a la institucionalidad del país al servicio de la ciudadanía y no al servicio de unos cuantos fulanos que la han secuestrado usando su poder económico y político.

Sobre la base de esa esperanza que siente la gente se pueden iniciar procesos serios y transparentes que lleven a la transformación del país, que busquen dar respuestas a las demandas sociales. Procesos que deben nacer desde abajo, desde la misma gente porque si vienen de arriba, de los mismos sectores que hoy gozan de la desconfianza ciudadana, cualquier intento de transformación está condenado al fracaso.
Escuchar y descargar Nuestra Palabra

 
Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net
Si no se ha suscrito Nuestra Palabra, envíe un correo electrónico a multimedia@radioprogreso.net con el mensaje de suscripción.
HomeComunicacionesNuestra Palabra“Lo que Dios no ha unido… que lo separe el hombre” - 03 Febrero 2017 Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Sin tapujos