• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

UNAH vuelve a clases a la espera de elecciones estudiantiles

Feb 08, 2018

Arrancó el mes de febrero y con él un nuevo año lectivo, tanto para los niveles primarios, secundarios como para el universitario. El 2018 arrancó de una forma muy particular, una rodeada de gas lacrimógeno y protestas contra el fraude electoral.

El pasado lunes 5 de febrero la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) dio por inaugurado su año académico bajo una nueva administración y sobre la expectativa de sus decisiones. La UNAH ha sido en los últimos años el epicentro de rebeldía juvenil, que en este momento se convierte en la columna vertebral de la resistencia contra el gobierno de Juan Orlando Hernández.

Para muestra un botón: el 5 de febrero tuvo dos caras para Ciudad Universitaria, una de ellas marcada por la asistencia masiva de estudiantes a clases, muchos de ellos de primer ingreso y de reingreso que se incorporaban nuevamente a sus aulas, y la otra por la continuidad de la lucha, que en ese momento se trasladaba de los barrios y las colonias de Tegucigalpa a las aulas y también a las cercanías universitarias.

El bulevar Suyapa fue testigo por primera vez en el año de una acción de protesta de universitarios, que salieron auto convocados y con la respectiva crítica de su dirigencia a repudiar el fraude y también la imposición de Hernández en el poder. Para este grupo no hubo descanso, ni tiempo para reuniones organizativas.

Los sucesos de esa tarde se convirtieron en el tema a tratar por los informativos a nivel nacional. La maquinaria corporativa tituló y calificó a los manifestantes como vándalos y agentes del desorden que no quieren estudiar, sino causar caos en la universidad.

Este grupo de aproximadamente 40 jóvenes que se tomó el bulevar fue reprimido con bombas lacrimógenas por los Policías preventivos, los manifestantes respondieron con piedras contra los uniformados. En la capital ese día se volvió a respirar gas lacrimógeno.

Y así arrancó el año para la UNAH en Tegucigalpa, un año que genera expectativas sobre lo que pueda suceder a lo interno de este centro que en los últimos años sus estudiantes han reclamado un proceso electoral transparente y que produzca una verdadera representación en los órganos de gobierno universitario.

Los jóvenes que ese día se convocaron por redes sociales para manifestarse no solo fueron criticados por los medios, sino también por su dirigencia, que horas después de la represión, expresaron lo siguiente en su cuenta oficial de Facebook: “A los compañeros (as) universitarios que se autoconovocaron el día de hoy, les recomendamos leer y formarse para no cometer los errores que hoy cometieron”, esto generó polémica a nivel del movimiento estudiantil organizado.

El Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) atraviesa una profunda crisis interna de organización, crisis ligada a las decisiones de su dirigencia y al papel de la base, que en muchas ocasiones desobedece las orientaciones de su conducción.

Los estudiantes universitarios inician el año bajo algunas metas inmediatas, por ejemplo, el desarrollo de elecciones estudiantiles. “Considero que los estudiantes debemos pasar por un proceso de organización a nivel nacional, debemos prepararnos para varios ámbitos, para luchar y para las elecciones estudiantiles”, dijo el dirigente Fabio Lara.

Lara es dirigente de la zona norte del país, él considera que se deben recuperar los espacios de representación y organización estudiantil por carreras y movimientos independientes, y que de esta forma se orienten políticas para las elecciones, pero también para defender sus derechos.

Asimismo, aseguró que es importante vigilar el proceso de construcción del reglamento y también lo que ponga en práctica el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ente que será encargado de tutelar el proceso de elecciones estudiantiles.

El titular de la UNAH, el doctor Francisco Herrera, dijo a medios de comunicación que ellos continuarán dando su apoyo a los estudiantes para que desarrollen sus elecciones, al mismo tiempo expresó que unos mil 700 alumnos integraran todo el componente de gobierno universitario.

Herrera dejó claro que para que eso se convierta en una realidad se debe dar prioridad a la construcción del reglamento electoral por parte de los estudiantes.

Las autoridades comienzan el año con una nueva administración, que es asumida por Herrera, quien llegó en sustitución de la ex rectora Julieta Castellanos. Para Herrera el diálogo y la democratización de espacios será una prioridad, afirmación que solo se podrá comprobar en el transcurso del 2018.

Actualmente los estudiantes enfrentan divisiones de forma, pero también de fondo. La crítica de la dirigencia del MEU hacia los jóvenes que se autoconvocaron a protestar el pasado lunes contra el fraude generó anticuerpos en un sector de la base.

Este grupo denuncia sobre todo a nivel de espacios de debate digital que a su dirigencia solo le interesan las elecciones estudiantiles y no lo que pasa en el país, por otra parte, la dirigencia se defiende, argumentando que todas las acciones deben organizarse para tener éxito y que no se debe caer en actos impulsivos.

Mientras esas diferencias se tratan a lo interno del MEU, el plazo para el desarrollo de las elecciones se sigue extendiendo hasta que el consenso estudiantil llegue entre todas las asociaciones y movimientos independientes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Opiniones

HomeComunicacionesNoticiasSe sienta primer precedente contra discriminación y racismo en Honduras Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer