• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Se articula plataforma de organizaciones centroamericanas contra la minería

Jul 28, 2017

La Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras junto a la  Mesa Nacional Frente a la Minería de El Salvador y organizaciones ambientalistas de  Nicaragua, exigen al gobierno hondureño, abandonar su postura cómplice y negligente en la investigación de los asesinatos de los defensores y defensoras del ambiente y los territorios, así como la cancelación de todos los proyectos hidroeléctricos y mineros. 

Esta exigencia se da en el marco de un intercambio de procesos de luchas y resistencias frente al extractivismo minero en Centroamérica, y de la realización del III Congreso Minero Internacional organizado por la Universidad Politécnica de Ingenierías y el gobierno de Juan Orlando Hernández. 

En Honduras, después del golpe de Estado de 2009, se incrementó el otorgamiento de concesiones mineras y la entrega de licencias ambientales para proyectos de generación de energía. Esto como parte de la política de concesionamiento territorial y de bienes naturales que otorga el gobierno de Honduras a empresas nacionales y extranjeras.

Actualmente existen 334 proyectos generadores de energía, de los cuales 177 son hidroeléctricas, 6 solares, 39 eólicas, 27 térmicas, 26 de biomasa, 4 geotermias y 1 co-generación, según el “Informe del Observatorio de Bienes Naturales y Derechos Humanos del Centro Hondureño de Promoción para el Desarrollo Comunitario CEHPRODEC, 2016”. Y 950 títulos mineros,  según una investigación a cargo del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación Eric-sj junto a la universidad Saint Louis Misuri de Estados Unidos. 

Santa Bárbara, Atlántida, Francisco Morazán y Choluteca son los departamentos más afectados con la implementación del modelo extractivista.

“Este número de concesiones está generando una profunda crisis de violencia, corrupción e impunidad, donde las comunidades más pobres son las afectadas”, expuso el ambientalista Pedro Landa del Eric-sj, en el Foro Centroamericano: Conflictos Socio-ambientales y Luchas Sociales, que se desarrolló en Tocoa, Colón, La Esperanza, Intibucá, el Distrito Central y Choluteca, con la participación de organizaciones hondureñas y nicaragüenses y La Mesa Nacional Frente a la Minería de El Salvador, quienes recientemente lograron la aprobación de la ley que prohíbe la explotación minera en el país hermano. 

“Esta actividad promovida desde la Plataforma del Movimiento es formativa y de protesta en rechazo al cónclave minero que respalda el actual gobierno”, dijo Berta Zúniga, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, Copinh.  Zúniga asegura que es necesario comenzar un proceso de articulación para rechazar la presencia de esta industria en las comunidades donde los proyectos están en etapa de exploración, ya que luego vendrá la explotación  que matará a las comunidades. 

En el Foro Centroamericano, la Plataforma de Movimientos Sociales y Populares de Honduras (PMSPH), expuso que la explotación minera solamente ha dejado despojos, persecuciones, muerte, contaminación ambiental y división en las comunidades. Situación que se refleja en el reciente informe de la organización Global Witnees, donde se registran 14 líderes ambientalistas asesinados en 2016, sin contar los no reportados. Para este organismo internacional, el país es el más peligroso para los defensores del ambiente, porque la mayoría enfrenta procesos criminales o son asesinados.

Honduras: Plataforma mundial de minería

Por tercer año consecutivo, Honduras es sede del congreso Internacional de Minería impulsado por el gobierno de Juan Orlando Hernández y la Universidad Politécnica de Ingenierías (UPI).  Empresarios mineros de varias nacionalidades llegaron a Honduras a conocer las riquezas minerales que posee el país para instalar sus empresas. 

Según Jance Carolina Funes, directora de la Universidad Politécnica (UPI), con la realización del III Congreso Internacional de Minería se busca convertir al país en una plataforma minera de carácter mundial. “La gente desconoce que los minerales están en todos lados. Queremos abrirle  las puertas a nuevas opciones de minería, entre ellas las tierras raras, que se utilizan para aparatos electrónicos de comunicación”, dijo Fúnez. 

Fúnez también señaló  que desde la universidad se busca “despertar en la población” el interés por la explotación de minerales en el país, además, van a mapear los lugares que tengan mayor cantidad de tierras raras, para su posterior explotación. 

La rectora universitaria critica la  labor de defensa de los bienes naturales que realizan las comunidades y grupos ambientalistas en el país.  “No podemos decir fuera a la minería, los ambientalistas, que en su mayoría son de izquierda protestan por la minería, pero  se les olvida que ellos también consumen minerales”, concluyó.  

Según la recién nombrada directora del Instituto Hondureño de Geología y Minas (INHGEOMIN), Nívida Hernández, el gobierno de Juan Orlando Hernández trabaja en un nuevo código de minería para facilitar las concesiones y de esa manera “atraer la inversión al país”.  La directora del INHGEOMIN, dice que las personas que miran al sector minero como una amenaza deberían verlo como una oportunidad de crecimiento y desarrollo.  

“Siempre hemos sido ricos en minería y el congreso atraerá inversiones. Esperamos que los inversionistas reconozcan el país como un lugar de oportunidades, donde el gobierno está dispuesto a acompañarlos en todo el proceso de apertura de nuevas concesiones”, agregó Hernández.

Por su parte Santos Gabino Carvajal, presidente de la Asociación Nacional de Minería Metálica de Honduras (Anamimh), asegura que el Congreso Internacional de Minería dejará como resultado 10 nuevas empresas mineras instaladas en el país,  que estarían dejando una inversión de 3,500 millones de dólares. “Queremos demostrar que sí tenemos la capacidad de empoderarnos de un sector importante en el mercado internacional de los metales, y para eso necesitamos mandarle un mensaje al gobierno para que incentive la industria en el país”, dijo Carvajal. 

El principal objetivo del Congreso Internacional de Minería que se realiza cada año en Honduras, es abrir las puertas a inversionistas extranjeros, para  que instalen sus empresas en las comunidades y exploten los bienes naturales. El dirigente de los mineros asegura que actualmente se exporta un aproximado de entre 200 y 300 millones de dólares en minerales, cuando el país tiene capacidad para exportar el doble. Cabe mencionar que este empresario fue el principal promotor de la Ley de Minería, según las organizaciones ambientalistas. 

Repudio total 

La implementación del modelo extractivo avanza a pesar de la oposición de las comunidades, quienes denuncian los daños ambientales y sociales que se presentan en sus regiones. Una clara muestra es la implementación de este Parque Minero en la zona Sur, una región que ha pagado con sangre y miseria la extracción de los minerales.

Con la realización del tercer congreso minero en la capital hondureña, la población asume que la conflictividad entre el Estado, las compañías mineras y las comunidades donde se instalan los proyectos mineros aumentará. Una de las empresas mineras patrocinadoras del congreso es Los Lirios, transnacional que a través de la fuerza pretende instalarse en la comunidad Ojo de Agua, El Triunfo Choluteca, según Felicito Rivera dirigente ambientalista. 

En las comunidades de El Tránsito y Las Barajas en Nacaome, Valle, la población lleva años cuidando la entrada a uno de los cerros de donde se han extraído grandes cantidades de piedra, que según ellos contiene oro de hasta 25 kilates. Allí también hay varios nacientes de agua, árboles y animales. Las comunidades han logrado detener la explotación minera, aunque 6 líderes continúan siendo judicializados en los Tribunales de Nacaome. “Sabemos que ese congreso va a generar más desgracias en nuestra comunidad”, dijo José Isabel Meza, quien ha sido criminalizado por oponerse a la explotación del cerro en El Transito. 

Durante la realización del III Congreso de Minería, las organizaciones ambientalistas realizaron un plantón frente al hotel donde se reunieron los empresarios mineros de 25 países. La población se mantuvo protestando hasta que cayó la noche y pudo observar como funcionarios de gobierno y reconocidos mineros se hicieron presentes al congreso. “No vamos permitir que sigan matando a nuestros pueblos”, dijo Berta Zúniga, coordinadora del Copinh.

Alianza centroamericana contra la minería 

La Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras, ha logrado articularse con organizaciones ambientalistas de El Salvador y Nicaragua,  para hacerle frente al extractivismo en Centroamérica.  La realización del foro en el país, es parte de las actividades que a nivel de la región se están realizando. 

“Estamos aquí porque la explotación minera de Honduras nos afecta en El Salvador también”, expresó Vidalina Morales de la Mesa Nacional Frente a la Minería. Vidalina explicó que los salvadoreños son agua dependientes, especialmente del río Lempa que se comparte con Honduras, y que las concesiones mineras otorgadas en el occidente ponen en riesgo la vida de los salvadoreños. “Vamos a seguir trabajando porque la meta es declarar toda la región libre de minería, concluyó la ambientalista, quien participó en el Foro contra la Minería. 

El Salvador pasó a convertirse en el primer país en promulgar una ley contra la industria metálica y según ambientalistas "es ahora un referente en la lucha" contra la explotación y procesamiento de metales. Ahora las organizaciones buscan declarar libre de proyectos extractivistas a Nicaragua y Honduras. 

Opiniones

HomeComunicacionesNoticias“El éxito de la huelga del 54 fue la organización y unidad”, según investigador Gustavo Irías Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer