• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Cada vez es más difícil lograr protección internacional para migrantes, constata Misión del RJM

Jun 19, 2015

La Misión de Investigación y Denuncia “por los derechos de las personas migrantes en tránsito” que recorrió, durante 12 días, Centroamérica y la frontera sur mexicana, constató la grave situación de vulnerabilidad a sus derechos de la población que sale por razones económicas y de seguridad de sus países, según un comunicado divulgado en el cierre de la Misión.

Tal y como lo están reportando organizaciones que promueven y defienden los Derechos Humanos de los migrantes en tránsito, cada vez los flujos migratorios van en aumento y con población de varios países incluidos Cuba y Haití.

“En la ruta hay mucha presencia de cubanos, haitianos que se unen a los salvadoreños, hondureños y guatemaltecos. Todos vienen por razones de violencia”, declaró a Radio Progreso el sacerdote Diocesano Cesar Augusto Cañaveral Pérez, coordinador de la Pastoral Migratoria en la Diócesis de Tapachula, Chiapas, México.

“Constatamos la grave violación a los derechos humanos a la población centroamericana en sus lugares de origen producto de la violencia económica y por la violencia social estructural específicamente en el Triángulo Norte de Centroamérica, México y Estados Unidos como resultado de la penetración de grupos criminales organizados, la penalización de la migración y políticas migratorias con enfoque a seguridad nacional y control fronterizo sobre la seguridad humana” según reza el comunicado de la Misión.

Como resultados de esas decisiones, la Red Jesuita para Migrantes señala que están presentando emigración forzada, desaparición, retención y privación de libertad a migrantes por lo que demandaron la necesidad de la protección internacional a quienes son víctimas de extorsiones y abusos físicos y sexuales por parte de las maras.

El Padre Cesar Augusto también aseguró que los flujos están cada vez más intensos porque no solamente es el tránsito de personas que vienen de Centroamérica. “También estamos viviendo de manera invisible el problema de las deportaciones” aseguró.

La violencia, el gran factor

Las razones también están cambiando. En su mayoría es una población que sale huyendo de la violencia sobre todo en países como Honduras y El Salvador. Una violencia que directamente les ha amenazado la vida con la operación del crimen organizado que aplica a la población el llamado “impuesto de guerra”.

“Entre las causas que provocan la migración forzada está tomando fuerza la situación de violencia. Si hace 10 años la gente te decía que salía porque veía un contexto muy inseguro en su país y no tenía esperanza de progresar, ahora la gente no sólo te cuenta eso, te cuenta que ya le pasó algo, te cuenta que la mara vino y asesinó a un familiar. Todo esto tiene que ver con la degradación de la situación de Centroamérica” explicó el Director del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova en Tapachula, Chiapas, Diego Lorente Pérez.

La Misión constató que el caso de Honduras, donde se reportan unos 19 asesinatos diarios y la operación sin control de las bandas extorsionadoras más la operación a sus anchas del narcotráfico, se convierte en un vivo ejemplo de la expulsión de su gente a causa de la violencia. Y como respuesta, las naciones poderosas como Estados Unidos, ordena la aplicación de medidas más fuertes como las dictadas para la frontera sur mexicana.

“Estamos hablando que el Plan Frontera Sur es como un choque de trenes porque están el tren que está viniendo de Centroamérica expulsado por una violencia cada vez mayor y el tren de una política de control migratorio y de detención y deportación del gobierno mexicano mucho mayor cuando la situación de violencia en Centroamérica no era tanto” aseguró Lorente.

La voz de la angustia

En uno de los albergues para migrantes en México estaba una mujer a quién llamaremos María. Allí estaba acompañada de sus tres hijos. Uno de 15 años, otro de 5 y una niña de 3 años.

“Estoy dolida por lo que he vivido en mi país. Me vine de Honduras en marzo huyendo de los extorsionadores. Empecé pagando 200 lempiras y luego me aumentaron a 400 y luego a 600. Cerré mi negocio, pero me siguieron molestando. El jefe de los extorsionadores me violó y me obligada a ser su mujer porque me amenazaba con matar a mi familia” relató María.

Ella aplicó al estatus de refugio en México, se lo aceptaron. Y siguió relatando su odisea. “Me pidieron a mi hijo de 15 años. Dijeron que me lo iban a quitar para integrarlo a la mara que extorsiona, y eso no lo soporté. Un 12 de marzo me dijeron que a las 12 de la noche iban ir a traerlo y que si me oponía nos iban a matar. Antes de las 12 de la noche salí huyendo de la Lima, Cortés, y salí hacia México”.

Pero con María también se vino la pesadilla que estaba viviendo. “Estando en México me encontraron unos mexicanos que tienen relación con el jefe de los narcos que me extorsionaba y me violaba. Ellos me dijeron que tenía órdenes de no matarme y que el mensaje era que me regresara porque el jefe me quería con él. Esos mexicanos me volvieron a violar” dijo María mientras sus ojos derramaban lágrimas de dolor y rabia. 

El Coordinador de la Pastoral Migratoria en la Diócesis de Tapachula, Chiapas, México, Cesar Augusto Cañaveral Pérez, explicó que el problema de la migración familiar es que en los países de El Salvador y Honduras los están expulsando por la violencia. “Muchas de estas familias no desean ni intentan llegar a Estados Unidos, lo que quieren es salir de su país y quedarse aquí como refugiados y conseguir un empleo” aseguró el Sacerdote Diocesano.

Lea además: Familias expulsadas de Honduras viven calvario buscando asilo en Méjico

Protección Internacional

Aún con ese panorama, los países como México se vuelven, cada vez, más duros en sus políticas al tratar de acabar con toda posibilidad de brindar visas humanitarias, refugio y asilo político a una gran parte de la población que huye para salvar su vida y la de sus familiares.

“Son muchas las trabas, pero yo lo resumiría que estamos ante un gobierno mexicano, que no quiere aceptar que hay una situación en Centroamérica que merece una política de asilo mucho más efectiva, que merece una respuesta de protección internacional, pero no lo quiere aceptar, no quiere invertir recursos, y está usando todo tipo de artimañas para que la gente no pueda acceder a todos sus derechos” declaró Diego Lorente Pérez, Director del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova en Tapachula, Chiapas.

También el defensor de los migrantes aseguró que aun cuando son reconocidos refugiados se encuentran con graves problemas de integración social para integrarse a la sociedad mexicana. 

“En todas las etapas de la protección internacional desde el acceso, el reconocimiento, la integración local, tiene muchos problemas y el gobierno mexicano sigue con su excusa de que toda las personas están yendo a Estados Unidos, es una excusa que le viene muy bien para no tener que tomar cartas en el asunto y tener una respuesta efectiva de Derechos Humanos” finalizó Lorente.

Por esta razón, la Red Jesuita para Migrantes, en comunicado expresa una serie de demandas como por ejemplo que los Estados respondan a las reformas estructurales de sus sistemas económicos, sociales y políticos, tal y como lo demanda su ciudadanía movilizada hoy, en la búsqueda de condiciones dignas y seguras para vivir.

También demandaron “homogeneidad  de acciones y esfuerzos interinstitucionales y en alianza con la sociedad civil y que exista una discusión regional que incluya a Estados Unidos, México y Centroamérica sobre los modelos de seguridad nacional que se implementan. Es urgente avanzar hacia modelos de seguridad democrática y humana que no socaven los sistemas democráticos” dice el comunicado de cierre de la Misión de Investigación y Denuncia.

 

Suscríbase a nuestro boletín informativo

HomeComunicacionesCoberturas EspecialesMisión Regional de Investigación y DenunciaCada vez es más difícil lograr protección internacional para migrantes, constata Misión del RJM Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer