• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

¿Movilización popular o marchas al gusto del dictador?

Jun 16, 2015

A medida que las movilizaciones del pueblo indignado se fortalecen y abren el camino de la libertad en todos los rincones de la patria, de manera inversamente proporcional va decayendo este gobierno soberbio, corrupto y dictatorial.

Las antorchas de la conciencia popular esta vez se quedan en las calles para vencer la oscuridad de la maldad de la delincuencia política que nos somete desde hace demasiado tiempo. Precisamente ese avance en la conciencia política que a cada movilización está alcanzando Honduras, es lo que preocupa a la oligarquía, porque esta vez no se trata de cambiar un presidente sino de construir una nueva patria.

Es evidente que, una a una, el pueblo ha derrotado las estrategias del gobierno de JOH y nada lo aparta de la ruta claramente indicada a viva voz en las consignas que surgen en las calles y del corazón mismo de este movimiento.

Sin duda la resistencia popular y LIBRE han jugado en esto un papel de primer orden, la bestia lo sabe y se resiste al reclamo de los hondureños, se vuelve más arrogante y no ha dudado en lanzar a su jauría judicial a la caza de varias de sus figuras visibles, incluido el expresidente Zelaya. Por ello sus medios y voceros arrecian la campaña contra estas organizaciones, queriendo imponer su modelo de "marchas apolíticas" bien portadas y a su gusto, trampa en la que no debemos caer. Por el contrario creo que debemos politizar cada vez más a nuestro pueblo para disputar sin complejos el poder político.

A este respecto hago un ejercicio mental y me pregunto: ¿como serían las movilizaciones sin la participación de los que históricamente han protestado en las calles? ¿y que haríamos sin la gente que con humildad pero con firme convicción han mantenido en alto las banderas de la patria a pesar de las gaseadas y los toletes? ¿a quién se beneficia con semejante idea? No cabe duda para mí que sería quitar el alma, la esencia popular, el sentido de transformación social y la urgente refundación de Honduras. Estoy seguro de que los corruptos y la apátrida oligarquía estarán muy contentos si logran dividirnos.

 

 

 

Autor: Mario Urquía

Abogado hondureño

HomeComunicacionesCoberturas EspecialesPortal de la indignaciónEl fraudulento "Caiga quien caiga" Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer