• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Una nueva voz, una nueva lucha

Jun 12, 2015

En este tiempo de crisis política y manifestaciones, fue puntual hacer un recorrido por la web y leer un poco de historia de Honduras. Una de las luchas más importantes del pueblo hondureño fue en mayo, hace más de medio siglo: la huelga de 1954. Tiempos aquellos donde no había celulares, no había redes sociales, ni correo electrónico, sino puras gargantas y voz con ganas de gritar, de reclamar algo que los grupos de poder y el gobierno les estaban negando, sus derechos laborales. 

El pueblo, conformado por movimientos populares, obreros, estudiantiles, ciudadanos comunes; alzó el grito de justicia y hubo logros, entre estos la creación de Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Más de medio siglo después estamos frente a un nuevo reto.  Al comienzo todo parecía ser reclamo de unos pocos ciudadanos indignados, que durante varias semanas se estuvieron pronunciando en las redes sociales contra el robo más grande de la historia de Honduras, el desfalco millonario al IHSS. La gente respondía la convocatoria en las redes sociales, pero no salía a manifestarse. Todo un país indignado pero con miedo de salir a la calle y ser reprimido con gases lacrimógenos y toletazos, porque este gobierno y su fuerza militar no tolera que el pueblo haga uso de sus libertades constitucionales.

Pero el miedo fue quedando atrás, poco a poco la gente fue saliendo a las calles sin convencer aún a todos aquellos compatriotas con un nudo en la garganta. La bomba explotó en un momento oportuno con la denuncia valiente de un ciudadano, periodista, dueño de las pruebas que delatarían la podredumbre oculta tras una bandera azul. NOS HAN ROBADO, entraron a nuestra casa, aún sin nuestro consentimiento, porque ellos, los azules, se robaron también las elecciones generales. 

Fueron miles de millones saqueados de manera poco inteligente, por eso, la capital política y también la capital industrial se vistieron de colores, todos los colores de la vida, los colores del amor, de la indignación, y con la bandera símbolo de la patria, se representó el orgullo de un pueblo digno que hoy se lanza a la nueva lucha contra la corrupción. Otras  ciudades del país siguieron el ejemplo y se unieron a una sola voz, alzando las antorchas como signo de luz y gritando consignas como: “Fuera JOH”.

El mar de gente indignada tiene un nuevo ingrediente, ya no sólo son personas afines a una institución política, son personas que aman su país y que sufren la muerte de miles de compatriotas por falta de medicamentos en los hospitales y atención médica. Son personas con diversidad de credo religioso, diversidad sexual, diversidad de opiniones pero con libertad de expresión. Son movimientos populares, hombres, mujeres, niños y niñas en una misma marcha con un sólo objetivo: La renuncia del Presidente Juan Orlando Hernández y el castigo a los culpables del horroroso episodio de muerte provocado por estos padrinos del mal.

La nueva voz y la nueva lucha llegan con las marchas en el mes de mayo de 2015, llenas de voces nuevas, voces y gritos juveniles. Esos jóvenes que pasan más tiempo en las discotecas, en la canchita de fútbol, en las esquinas contando chistes, viendo quién va y viene. Ahora estos chavos y chavas etiquetados de “haraganes” son la nueva lucha, son la nueva generación de héroes que cambiaron un trago o un refresco por una antorcha, cambiaron un balón de fútbol por una pancarta, cambiaron una canción por una consigna. Allí estaba yo, caminando y viendo esos chavalos decididos y seguros de lo que quieren. Esos chavos que alguna vez satanizaron las manifestaciones, ahora son manifestantes.

Es que la verdad se vive en las calles porque los medios callan y no dan crédito a estas manifestaciones llenas de gente joven. Por eso aplaudo y me uno a la gente con libertad de pensamiento, gente que tiene dignidad, porque entiende que hemos sido pisoteados y que la lucha de nuestros ancestros no va a quedar en la historia, hoy la seguimos y la defendemos. Vamos a defender nuestro derecho a la salud, a la justicia. Vamos a defender el honor de los valientes que murieron buscando mejores condiciones de vida en un país que expulsa a su gente porque la "democracia" no alcanza para todos. 

Estas marchas son por la defensa de lo que se construyó en mayo de 1954, hoy comenzamos a escribir la nueva historia.

 

 

 

 

Autor: Josué Ramos Euceda

Perito y contador público 

 

HomeComunicacionesCoberturas EspecialesPortal de la indignaciónEl fraudulento "Caiga quien caiga" Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer