• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Apreciar nuestros cuerpos ¿será mejor sin luz?

Ago 25, 2016 Escrito por 

Que si te gustan las gorditas o los gorditos, que si sos raro o rara por eso, ese tipo de conversaciones comunes que una escucha en cualquier lado. Parece loco, eso de las parejas disparejas que hasta se justifica diciendo “a saber que le dio” solo porqué él es una copia del estereotipo y ella no (o viceversa). Hay un dicho que es ley y es que para los gustos los colores y así pasa con nuestros gustos en las parejas. 

Vivimos en un entorno en donde debemos cumplir ciertos aspectos físicos para sentirnos bonitos y bonitas, nos venden la falsa idea que debemos tener un cuerpo de cierta manera, para ser sexy, cuando en realidad si nos la creyéramos aun pesando 150 libras o más, que somos la persona más sexy del mundo probablemente esa sería la proyección que verán quienes nos rodean. 

No es fácil eso sí, para ello debemos empezar a respetándonos, amándonos a nosotras mismas. 

via GIPHY

Por ejemplo, si llegamos a estar en una situación en donde la otra persona, hace el más mínimo comentario hiriente sobre nuestro aspecto físico con un típico cierre de “es broma” ¡POR FAVOR, DÉJELE DESNUDO Y VÁYASE! Simplemente no se merece que usted esté dándole una de las cosas más preciosas y caras de este mundo, su tiempo. 

No obstante quizá tengamos la suerte u oportunidad de encontrar a alguien a quien le gustamos tal cual somos, sin estereotipos, sin prejuicios y sin pena. Si lo conoce no salga corriendo, quédese, explore el momento, vívalo y disfrútelo. Deje las luces encendidas o al menos una luz, que les permita compartir esas miradas que logran penetrar sin tocar. 

Déjese admirar y cierre los ojos mientras le dibujan sus curvas y líneas del cuerpo. Déjese tocar y toque, que sea algo recíproco que también la otra persona se sienta deseada y extasiada.

Por supuesto, esto no puede ser posible si usted no se ve al espejo sin odiarse o sin medirse la grasa corporal o imaginarse como modelo de catálogo. Tampoco lo puede hacer sin verse y tocarse con amor, con deseo. Primero usted misma o mismo, así se disfruta más al compartirlo con alguien más. 

Inténtelo, deje la luz encendida, si no le cuadra o se siente bien con ello entonces continúe con lo que le haga sentir cómodo/a ….pero eso sí, si se sintió mal por un mal comentario de su pareja en ese momento, vaya busque el disfrute a otro lado, sola o acompañada.  

 

«La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad.» Simone de Beauvoir. 

 

Catta Calderón

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase a nuestro boletín informativo

Opiniones

HomeAccordionRossel MontesEl eterno retorno de la corrupción en la sociedad Hondureña Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Sin tapujos